domingo, 19 de febrero de 2017

Okinawa resplandeciente




Por Nila Capetillo Casanovas
Fotos de la autora

Suerte, prosperidad y belleza son algunos de los sugerentes temas que interpretó la Compañía de danza teatral de Okinawa “Chura”, que concluyó su gira por Guatemala, México, Cuba y Panamá. Este espectáculo conmemoró  el aniversario 120 de la migración japonesa a México.
En la Sala Covarrubias, del Teatro Nacional de Cuba,  tuvimos la suerte de presenciar obras  de  alto nivel artístico, con escenas de danza y canto, que mereció prolongados aplausos y ovaciones, en especial  para el bellísimo color de la voz   de Megumi Gushi, acompañada del “sanshin”,  instrumento tradicional  de Okinawa, así como la actuación del músico y cantante  Kouji Hishimoto.
La selección de  los diseños  del vestuario multicolor de los bailarines  y las coreografías, resultaron un rompe corazones para los presentes. "El baile del Mar" con su color azul en representación del mar y el cielo  de Okinawa, que colocó  en primer plano ese escenario sensible para los isleños; y "El baile de las artes marciales", derroche de excelente técnica, en el  desempeño de los bailarines y sus  rápidos movimientos  que  toma del  karate, llamada Danza Heroica de Ryukyu.
El programa, creado para el intercambio cultural, del Ministerio de Cultura del  Japón, destaca que “la Compañía de danza teatral de Okinawa “Chura” se ha propuesto  crear piezas novedosas a partir de las obras tradicionales del mundo de la danza de Ryukyu, siempre respetando  la tradición de Okinawa y a la vez fortaleciéndose como escuela”
Escenas referentes a los agricultores del pueblo, a los pescadores, el baile del león  y el baile humorístico, pusieron al público de pié hasta  cantar  "La Guantanamera" , interpretada en español por la prodigiosa voz de Megumi Gushi y el acompañamiento de  Kouji Haishimoto. El espectáculo cerró con un baile libre y divertido: el  Kachashi. Felicidad y belleza desbordó esta agrupación  venida desde tan lejos y  que nos hizo  sentir su conexión con  Cuba, porque nos unen costumbres, incluso culinarias, somos archipiélagos, y las islas tienen cosas en común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario